sábado, 20 de enero de 2018

LA ALIANZA NACIONAL CONSTITUYENTE - ANC, A LOS VENEZOLANOS



LA ALIANZA NACIONAL CONSTITUYENTE - ANC,  A LOS VENEZOLANOS

Mensaje de respaldo a la Conferencia Episcopal Venezolana y rechazo a la violación de los Derechos Humanos en Venezuela

La Alianza Nacional Constituyente ANC, hace suya, ratifica y se solidariza plenamente con la posición expresada por la Conferencia Episcopal Venezolana en su extraordinaria Exhortación del 12 de enero del presente, donde, no solo caracteriza acertadamente de “panorama negativo y desolador” la situación actual del país, sino que reiteran  las palabras del papa Francisco del 8 de enero del presente: "Pienso especialmente en la querida Venezuela, que está atravesando una crisis política y humanitaria, cada vez más dramática y sin precedentes...".

Nos merece especial atención la aseveración, entre tantas otras de igual o mayor trascendencia, al señalar que "La raíz de los problemas (del país) está en la implantación de un proyecto político totalitario, empobrecedor, rentista y centralizado que el gobierno se empeña en mantener" y en ese sentido señalan los obispos de Venezuela que la La Asamblea Nacional Constituyente es inconstitucional e ilegítima en su origen y en su desempeño… que  pretende erigirse en un supra poder con funciones ejecutivas y judiciales” y que la "Ley contra el Odio y la Intolerancia", nacida de la misma Asamblea, criminaliza toda manifestación en su contra y propicia la multiplicación y difusión de toda clase de rumores y especulaciones, cuyo efecto es consolidar un control absoluto de actividades y provocar el miedo y la autocensura.

Así mismo señala el documento  de las dificultades de entendimiento entre el gobierno y la oposición y acto seguido, tal y como nosotros en la Alianza Nacional Constituyente  lo ha venido proponiendo al país, plantea la Conferencia Episcopal Venezolana la exigencia de que sea el pueblo el que… asuma su vocación de ser sujeto social con sus capacidades de realizar iniciativas como, por ejemplo, que la sociedad civil lleve adelante una consulta para señalar el rumbo que quiere dar a la nación como prevé nuestra Carta Magna (Cfr. Art. 71). Si se negara este derecho o se entorpecieran las iniciativas para concretarlo, sólo quedarían dos posibilidades: pérdida definitiva de la libertad, con todas sus consecuencias, o acciones de resistencia y rebeldía contra el poder usurpador. Es el pueblo organizado quien tiene la última palabra. Y que “No habrá una verdadera solución de los problemas del país hasta tanto el pueblo no recupere totalmente el ejercicio de su poder.”

Se indica que el dialogo es necesario en condiciones distintas a las que hasta ahora se han establecido, y que toda negociación ha de fundamentarse en la integridad de los negociadores, en objetivos claros y en una agenda preestablecida y conocida, para que pueda gozar de la confianza y credibilidad de la población. Y señala: “Ante la dramática situación que afecta a todos, especialmente a los más pobres, hay dos actitudes: la conformista y resignada, de quienes quieren vivir de las dádivas, regalos y asistencialismo populista del gobierno y otra, la de quienes, conscientes de la gravedad de los problemas, buscan instaurar unas condiciones de verdad, justicia e inclusión, aún a riesgo del rechazo y la persecución. La actitud de resignación es paralizante y en nada contribuye al mejoramiento de la situación. Lo positivo y lo eficaz es el compromiso, la esperanza y la solidaridad. ¡Despierta y reacciona, es el momento!, lema de la segunda visita de san Juan Pablo II a Venezuela (1996),”

Aparte de adherirnos a la exhortación episcopal, también la Alianza Nacional Constituyente, ANC, se solidariza con la Iglesia Católica y apoya toda iniciativa contra la pretendida criminalización de parte del régimen contra Mons. Antonio López Castillo, Arzobispo de Barquisimeto y Mons. Víctor Hugo Basabe, Obispo de San Felipe, al querer aplicarles la inconstitucional Ley contra el Odio y la Intolerancia, ante sus orientadoras y acertadas palabras recogidas efusivamente por millones de venezolanos que las oímos, emitidas en las homilías del día de la Divina Pastora, amenaza que es… una prueba más de que dicha ley está concebida para aplicarla y criminalizar a todo aquel que le cause malestar al gobierno y sus postulados.

Igualmente, la Alianza Nacional Constituyente,  ANC, hace manifiesto ante la opinión pública nacional su firme rechazo ante la despiadada e inhumana conducta que condujo al régimen de Nicolás Maduro, a cometer  el cruel y monstruoso crimen  en contra  un grupo de venezolanos  opositores al régimen encabezados por el fallecido ex Inspector del CICPC, Oscar Pérez, que a pesar de haber manifestado  de manera pública y comunicacional, entregarse a los funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana FANB,  fueron igualmente ejecutados en una acción bélica desproporcionada de la que fue testigo la nación y la Comunidad Internacional; hecho que reafirma el carácter violatorio a los derechos humanos y políticos de los venezolanos y al ordenamiento constitucional y legal vigente, reafirmando la abominable práctica de  ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, del régimen, violando el derecho a la vida establecido en el art. 3, de la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”. y al Pacto  Internacional de Derecho Civiles y Políticos, art. 6, 7 y 8  que no solo establece: “ Nadie podrá ser privado de la vida arbitrariamente.”, sino también diversas salvaguardas que garantizan un juicio justo e imparcial. Instrumentos legales suscritos por la Republica y de obligatorio cumplimiento.

Ante estos hechos manifestamos que:

1.         La Alianza Nacional Constituyente, reafirma su decidido propósito de concretar desde la Sociedad Civil Venezolana “que el pueblo venezolano decida”, en ejercicio de la Soberanía Nacional y del Poder Originario en una Consulta Popular, cual ha de ser el rumbo y la solución que el país requiere, dentro de un espíritu de unidad, paz y reconciliación, haciendo suyo la exhortación de la Conferencia Episcopal Venezolana en referencia y ratifica el llamado a los venezolanos de  rechazar con firmeza todo despropósito del régimen de criminalizar, el ejercicio libre y democrático de toda iniciativa referida a nuestros derechos humanos y políticos y las contenidas en nuestra constitución y leyes de la república.

2.         La Alianza Nacional Constituyente, ANC, exige que los órganos competentes y en especial la Asamblea Nacional, la legitima Fiscalía General de la Republica y el legítimo Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, abran la  averiguación  exhaustiva de los hechos ocurridos en El Junquito en fecha 15 de Enero de 2018 y se haga justicia con  los responsables directos e indirectos de estos abominables hechos. Igualmente abogamos a la solidaridad internacional para que a instancias internacionales  se profundice las sanciones que en todo sentido se deriven de esta cruel actitud e inhumana conducta.

ALIANZA NACIONAL CONSTITUYENTE.

Caracas 20 de Enero de 2018

martes, 9 de enero de 2018

QUE EL PUEBLO VENEZOLANO DECIDA

QUE EL PUEBLO VENEZOLANO DECIDA        
Venezuela, atraviesa una situación caótica  que reclama a  sus ciudadanos e Instituciones  integrar  esfuerzos, superando  diferencias circunstanciales y  lograr una visión compartida; asumiendo decisiones y acciones para las  soluciones y contener la destrucción de un país que se desintegra ante el asombro de propios y extraños.

Se requiere de un plan y un accionar coherente, para superar los problemas existentes. Transformar positivamente la situación, en paz, dentro del marco constitucional, con objetivos comunes,  de prioridad nacional: Esfuerzo supremo que exige, especialmente, la  inexorable  participación  de la Iglesia Católica, guía espiritual y moral de la Nación.

La Alianza Nacional Constituyente propone en esta situación:

1º Restituir el sistema democrático, conculcado por la imposición arbitraria y fraudulenta de una Asamblea Constituyente, dando visos de pretendida “constitucionalidad” al régimen. Instrumento “supremo”, uno más, de los engendros concebidos, en  los medios oficiales, para maniobrar e imponer el autodenominado “Plan de la Patria” y el  “Socialismo del siglo XXI”, a imagen y semejanza del Castro-comunismo;

2º Promover la Reconciliación Nacional como factor fundamental de confianza, paz y esperanza de los venezolanos, para garantizar la vigencia del Estado de Derecho, reconstruir los tejidos ético, social y económico estropeados y solucionar urgentemente  los problemas de hambre y salud de la población;

3° Superar las trampas y el fraude electoral del régimen. Acordar, consensuadamente, la vía a seguir, con base en la Constitución vigente, excluyendo las alternativas infructuosas, auspiciadas por el gobierno (elecciones  manipuladas por el actual CNE y falsos diálogos, entre otras) con el propósito  de eternizarse en el poder;

4º Refundar  la República, sobre la base consensuada de un Proyecto País, cuyo debate y posterior ejecución, en paz, en Democracia y Libertad, garantice e impulse el desarrollo social, económico y sostenible de Venezuela.

La Consulta Popular

Frente a las diversas alternativas y dificultades presentes para encontrar soluciones, lo sensato, lógico y esencialmente constitucional y democrático, es proponer que sea el Pueblo de Venezuela, en quien reside intransferiblemente la Soberanía y es depositario del Poder Originario (art. 5 y 347 constitucionales), quien decida qué hacer y cómo hacerlo, existiendo a los efectos  en la constitución vigente los caminos a seguir mediante la inmediata convocatoria a una autentica Consulta Popular.
                
Implica la debida “Consulta al pueblo” a quien por derecho natural y constitucional le corresponde decidir la ruta a seguir, por lo que propugnamos, la implementación de una  convocatoria, legítima y constitucional, absolutamente, para que sea el pueblo soberano quien  decida sobre: la vigencia de la Asamblea Constituyente convocada por el gobierno, las materias propuestas en el dialogo entre la MUD y Gobierno y la necesaria e impostergable refundación de la República y el restablecimiento pleno de la libertad y la democracia; en razón a lo cual la Alianza Nacional Constituyente ANC, reitera y propone que el Pueblo Venezolano decida sobre la convocatoria por iniciativa popular de un legítimo y genuino Proceso Constituyente Originario que debata un Nuevo Proyecto de País que garantice en paz la urgente necesidad de concretar un estado democrático, independiente, auténticamente descentralizado, libre, solidario, justo y participativo, desarrollado, sostenible y moderno, que  logre el Gran Cambio  radical y profundo que el país reclama.

 A su vez ratificarle a la nueva Asamblea Constituyente hacer efectivo, al instalarse, el mandato dado en la consulta del 16 de Julio de 2017, de nombrar un gobierno de Transición de Unidad Nacional, liberar los presos políticos, el retorno de los exilados  y suprimir las medidas cautelares.    

Para la implementación de la Consulta Popular (Arts. 3, 5, 19, 70 y 333 de la CRBV)   es importante promover, en lo inmediato, un ACUERDO  que incluya la creación de un ente coordinador, responsable y promotor del evento planteado e impulse la ejecución y cronograma de las decisiones y acciones requeridas. Acuerdo este, suscrito por los  sectores sociales, organismos  e instituciones  públicas y privadas, involucrados, con ámbito y competencia Nacional e Internacional.

La Alianza Nacional Constituyente propone, en consecuencia, el desarrollo de una Ruta que nos lleve a la celebración con la urgencia que la República reclama de una Consulta Popular como la solución para el restablecimiento de la Paz y la Reconciliación entre todos los venezolanos sin distingo de condición política, construyendo las bases para la refundación de la República, y garantizando una Nación unida para el futuro en democracia y libertad. Dejemos que el pueblo venezolano decida.
          
“En una palabra, mi querido general, yo no conozco más partido de salud, que el de devolver al pueblo su soberanía primitiva para que rehaga su pacto social. Vd. dirá que esto no es legítimo: y yo, a la verdad, no entiendo qué delito se comete en ocurrir a la fuente de las leyes para que remedie un mal que es del pueblo y que sólo el pueblo conoce. Digo francamente que si esto no es legítimo, será necesario a lo menos, y, por lo mismo, superior a toda ley: pero más que todo es eminentemente popular, y, por lo mismo, muy propio de una república eminentemente democrática.”
Simón Bolívar
Carta dirigida a Santander,  Octubre de 1826

Alianza Nacional Constituyente

Caracas, 10 de Enero de 2018

sábado, 23 de diciembre de 2017

Mensaje de Navidad y Fin de Año de la Alianza Nacional Constituyente



Mensaje de Navidad y Fin de Año

La Alianza Nacional Constituyente y su órgano consultivo, la Conferencia Superior Constituyente, desean enviar un mensaje de esperanza y paz a todos los venezolanos en estas Navidades del presente año.

Luego de un comienzo del año 2017 lleno de expectativas donde el venezolano común esperaba un vuelco en la ya grave situación económica del año 2016, el régimen que desgobierna a Venezuela profundizó su ruta de destrucción del aparato productivo y la economía del país, provocando la inflación más alta del planeta. Desesperados, los venezolanos salimos a las calles donde de nuevo la juventud venezolana pagó un tributo en vidas que confirmaron definitivamente para todo el mundo el corte autoritario y dictatorial de quienes conducen al país. Ya no queda dudas, dentro y fuera de Venezuela, de quien es el responsable de la ruina, crímenes y persecución en el país.

La Alianza Nacional Constituyente, fieles a una solución de la crisis que pase por la decisión constitucional, democrática, pacífica y electoral del pueblo venezolano, sugirió en el medio de las protestas en las calles una Consulta Popular para determinar la ruta de salida de este atolladero trágico en que se encontraba la Nación. Y fue así que el 16 de julio de 2017 el pueblo venezolano sentenció en abrumadora mayoría cual era su mandato. Ese mandato fue ignorado, profundizándose como consecuencia la crisis del país.

Ignorar el mandato del pueblo no es una opción para nosotros. Desde la Alianza Nacional Constituyente, volvimos de nuevo a plantear la solución consultiva en nuestro comunicado del 28 de Octubre de 2017, “La Solución reside en el Pueblo Soberano”, pero esta vez con garantías de cumplimiento por parte del régimen, poniendo en la decisión del pueblo soberano si la Asamblea Nacional Constituyente convocada inconstitucionalmente por Nicolás Maduro debía o no seguir en funciones, y si debía o no convocarse una verdaderamente legítima, de la cual nacería un Gobierno de Unión Nacional como fue el mandato del pueblo el 16 de Julio de 2017. Lamentablemente la respuesta ha sido una negociación repudiada por la mayoría de los venezolanos en República Dominicana.

A la finalización de este año lleno de violencia, hambre y desolación de nuestro maltratado país, solo nos queda insistir en que es solo el pueblo quien debe tener la última palabra, en una Consulta que deben necesariamente acatar los gobernantes. La solución de la crisis nunca saldrá de conciliábulos ni negociaciones a espaldas del pueblo venezolano.

La Alianza Nacional Constituyente seguirá trabajando el año 2018 por esta solución porque estamos convencidos de que en ella se encuentra la respuesta que necesitan nuestros compatriotas para resolver los graves problemas que nos aquejan, enviando un mensaje de fe y esperanza en estas Navidades y Año Nuevo al pueblo, quien finalmente terminará imponiéndose sobre aquellos que lo han sometido y maltratado.

Reciban todos una Feliz Navidad 2017 y un mejor Año Nuevo 2018.

 ¡Saldremos adelante!

Enrique Colmenares Finol                          Egildo Lujan
Coordinador Nacional                                 Presidente de la Conferencia Superior
Alianza Nacional Constituyente                 Constituyente

Caracas, 23 de Diciembre de 2017