jueves, 19 de abril de 2018

Carta a la Asamblea Nacional 16-04-2018: Solicitud de convocatoria a un Referéndum Consultivo

Click aquí para ver recibido de la Asamblea Nacional (Primera página)

Caracas,  12 de Abril de 2018


Ciudadanos
Presidente y demás Diputados que integran la
Junta Directiva de la Asamblea Nacional
Su Despacho.

Asunto: La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo
Solicitud de convocatoria a un Referéndum Consultivo


Honorables Diputados:

Con el debido respeto nos dirigimos nuevamente a ustedes, en su condición de representantes de la Soberanía Popular, que en el pueblo reside intransferiblemente, en momentos en que la Nación lucha por su existencia libre y soberana, al todavía ser víctima de una tiranía que la ha secuestrado y puesta a disposición de los más nefastos intereses nacionales y foráneos; de un estado fallido, signado por una inhumana e injusta crisis humanitaria, una población aceleradamente empobrecida, en estado de subsistencia y de una penosa diáspora de más de 4 millones de venezolanos en busca de mejores condiciones de vida.

Frente a esta dolorosa tragedia nacional, por ustedes conocida, y ante los fallidos desencuentros de los sectores políticos agrupados o no, en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD),  con fecha 25 de mayo del 2017,  la Alianza Nacional Constituyente (ANCO),  hizo formal solicitud de que se acudiera al Pueblo Soberano, bajo la consigna “El Pueblo debe ser consultado ya”,  solicitud que ustedes acogieron  y culminó con la Consulta Popular, del 16 Julio del 2017, sin que a la fecha se haya dado respuesta efectiva al mandato por ustedes solicitado y que  más de 7,6 millones de voluntades les otorgo; permitiéndole  al régimen,  seguir concretando su propósito hegemónico totalitario, procediendo  el 30 de Julio al “nombramiento” de una  ilegitima  Asamblea Nacional Constituyente y posteriormente el 15 de octubre y 10 de diciembre propino un abierto y descarado despojo a la voluntad popular, por  intermedio de su  órgano auxiliar, el CNE, en las elecciones para gobernadores y alcaldes respectivamente.

Con fecha 6 de noviembre del 2017, sin  haberse realizado las elecciones de Alcaldes celebradas el 10 de diciembre con peores resultados fraudulentos, nos dirigimos a ustedes (copia anexa) para formalmente expresarles, y ahora nuevamente ratificarles, lo que es una realidad  evidente y grave que la gran mayoría nacional acepta, señalándoles que: como demócratas creemos que la vía electoral legítimamente asumida para pretender resolver esta caótica situación, no es suficiente,  ni menos definitiva  y  luce absolutamente fracasada ante el talante de la tiranía, el país apremia y exige de cambios sustanciales y radicales, que van más allá de la sustitución de unos funcionarios por otros y de una vía electoral permanentemente  sometida a un fraude continuado  por parte del régimen  cuya última manifestación,  fueron los resultados de  los comicios del 15 de octubre, sometidos a aberrantes condiciones  que violan la voluntad popular o como la espuria y fraudulenta convocatoria y elección de una ilegitima, ilegal e inconstitucional  Asamblea Nacional Constituyente, desde donde se gobierna, usurpan funciones y se cometen toda clase  de tropelías violatorias del espíritu y razón que debe caracterizar a una democracia de respeto supremo al pueblo, en quien reposa intransferiblemente la soberanía y  es depositario del Poder Originario, Art. 5 y 347 constitucionales, y a la misma constitución, con el despropósito de eternizarse en el poder. Señalamiento, señores diputados, que no se le ha dado una respuesta unitaria e institucional para abolir definitivamente este grave mal que aqueja a la nación  y con el que aún están en deuda con el pueblo.

Sin embargo, se insistió por parte de algunos factores en dar continuidad a un “dialogo igualmente fraudulento”, desconocido por el país y la comunidad internacional, que solo beneficia el objetivo del régimen de  ganar tiempo en su propósito hegemónico y presentarse como demócrata, que solo incautos o interesados en beneficios particulares o de otra índole, menos los de la nación,  pueden  creer en él después de los dramáticos y dolorosos antecedentes de los que viene siendo víctima Venezuela.

No podemos permitirnos, seguir  insistiendo con acciones propias de procedimientos democráticos, fallidos, negándonos a aceptar tercamente, que estamos ante un régimen que mediante el  populismo y el electoralismo “ganan elecciones”,  toman el poder,  y con las mismas herramientas democráticas  la destrozan  y  secuestran al país. Se consolidan  mediante la corrupción, la represión, la impunidad  y violación de derechos humanos y políticos, promoviendo nuevas constituciones,  leyes, liquidan la separación de poderes y ponen la institucionalidad del país a su servicio y del crimen organizado, expandiendo este despropósito por América  y otros continentes, bajo diversas formas de actuación y financiamientos de expansión, organización y control de instituciones internacionales. 

Los venezolanos hemos resistido y seguiremos resistiendo firmemente a ello, a costa de muchas vidas y sufrimientos de todo tipo, por lo que, desde la Alianza Nacional Constituyente (ANCO), les planteamos, una vez más, la impostergable, inmediata y definitiva disposición de acudir a la Soberanía Popular y su Poder Originario, que reside y es depositario el pueblo venezolano que clama por una solución profunda y radical al mal que aqueja la nación, y en ese sentido formalmente volvemos a acudir a ustedes para que procedan, haciendo nuestro el Soberano Mandato expresado en la Consulta Popular  el pasado 16 de julio,  a la Convocatoria a un  Referendo Consultivo, de acuerdo con  en el Art. 71 de la Constitución vigente, que establece: las materias de especial trascendencia nacional podrán ser sometidas Referendo Consultivo; por acuerdo de la Asamblea Nacional, aprobado por el voto de la mayoría de sus integrantes; o a solicitud de un número no menor del diez por ciento de los electores y electoras inscritos en el registro civil y electoral. Debe ser el pueblo en ejercicio de su soberanía y con el carácter  intransferible e indelegable de la misma, quien decida lo concerniente a esta situación, al presente y futuro del país,  y más aún,  como depositario del poder originario, pueblo que sufre y padece la gravísima crisis que  Venezuela vive, a quien necesariamente debe ser suficientemente consultado en referendo para que sea él, quien dé  la solución que más convenga al alto interés nacional, sin que medie en este propósito arreglos o acuerdos distintos al interés del País y la Democracia, contando además, con el firme y decidido apoyo de la Comunidad Internacional, cada vez más acuciosa de la situación venezolana, que de manera firma y categórica dirige su accionar hacia el restablecimiento de  la justicia,  la libertad y la democracia en Venezuela. Todo ello, acogidos legítimamente al mandato constitucional establecido en el art.333: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogado por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.”

Considera la Alianza Nacional Constituyente (ANCO), que la reciente decisión, tomada por el Tribunal Supremo de Justicia Legitimo, por ustedes designado,  en su argumentación  jurídica y política, los condujo a dejar sin efecto legal alguno a la Asamblea Nacional Constituyente  convocada por el jefe de gobierno el 30 de julio del presente, sus decisiones  y todos los instrumentos y accionar ilegal. Argumentación adicional que abunda y refuerza nuestro propósito de desconocer la convocatoria ilegitima de la espuria Asamblea Constituyente a Elecciones para el próximo 20 de Mayo y a solicitar a ustedes la convocatoria al referido Referendo Consultivo antes de la citada fecha, sin tener que acudir a la recolección del 10% de las firmas establecidas en el art. 71,  lo que igualmente estamos dispuestos a implementar y hacer,  de no tener una respuesta oportuna y adecuada a la presente solicitud.

En tal sentido la Alianza Nacional Constituyente (ANCO), solicita a la Asamblea Nacional activar de inmediato el Artículo 71 constitucional, con el voto de la mayoría simple de sus integrantes, a los fines de  realizar de inmediato un Referendo Consultivo, en los mismos términos en los que se realizó la Consulta Popular el pasado 16 de Julio de 2017, donde la ciudadanía organizó y escrutó la decisión del pueblo soberano, sin la participación del Consejo Nacional Electoral (CNE). En este sentido y dada la gravedad de la situación nacional, solicitamos formalmente a esa Honorable Cámara de Diputados que sea consultado inmediatamente al pueblo de Venezuela en los siguientes términos:

1.- ¿Aprueba Ud. el restablecimiento de la democracia y la libertad en Venezuela, en el marco del respeto a los Derechos Humanos universalmente reconocidos?

2.- ¿Aprueba Ud. permitir la inmediata apertura de los canales de ayuda humanitaria, con el fin de dar asistencia en alimentos y medicinas al pueblo de Venezuela, bajo la supervisión de las Iglesias y Organizaciones de Derechos Humanos del país y que se proceda de inmediato a ordenar la libertad plena y el sobreseimiento de los procesos y medidas en contra de los enjuiciados y perseguidos políticos?

3.- ¿Aprueba Ud. desconocer y en consecuencia considerar disuelta la ilegítima Asamblea Nacional Constituyente instalada por el gobierno y nulas todas sus actuaciones?

4.- ¿Aprueba Ud. convocar una legítima Asamblea Nacional Constituyente Originaria por Iniciativa Popular, con Bases Comiciales que  incorporen proporcionalmente la más amplia  representación ciudadana con principios rectores dignos y justos? (*)

5.- ¿Aprueba Ud. autorizar que la Asamblea Nacional Constituyente Originaria designe, de entre sus miembros electos,  una Junta de Gobierno de Transición de Unidad Nacional hasta la aprobación de una nueva Constitución?

6.- ¿Aprueba Ud. respaldar a  la comunidad internacional (OEA, ONU, Unión Europea, Estado Vaticano, Grupo de Lima, Parlamento Europeo, Ex Presidentes de IDEA) y demás países y organizaciones, en su determinación de ayudar al pueblo venezolano en su heroica lucha por el rescate de la libertad y aprobar su correspondiente apoyo a las acciones que se deriven de esta Consulta Popular?

7.- ¿Aprueba Ud. exigir a los integrantes de la Fuerza Armada Nacional que, de acuerdo  a la Constitución y las leyes, den su apoyo al proceso y resultado de esta Consulta Popular?

(*) Las Bases Comiciales serán redactadas en los siguientes quince (15) días de la aprobación de la Consulta por una Comisión Electoral Especial de cinco (5) miembros, integrada por sectores representativos de la Sociedad Civil, y designada por la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (AVERU), en consulta con las Iglesias de Venezuela, y procurará la asistencia técnica pertinente y la participación ciudadana abierta y democrática en la toma de sus decisiones. Esta Comisión Electoral Especial determinará la fecha de la elección de los Constituyentes y la organización de los aspectos materiales del proceso electoral Constituyente, y se regirá por los siguientes principios rectores:

a.      Un nuevo Consejo Electoral Constituyente independiente como ente rector del proceso que dicte las normas, adopte las medidas y garantice la transparencia del proceso de elección de los Ciudadanos Constituyentes y cuyos miembros (en número impar) sean venezolanos de reconocida trayectoria ciudadana, representativos de los diversos sectores del pueblo, sin poder estos ser candidatos a Constituyentes de la Asamblea Nacional Constituyente convocada;
b.      Un sistema de elección de los Ciudadanos Constituyentes mediante votación libre, universal, directa y secreta, y que garantice la personalización del sufragio, la representación proporcional, el pluralismo político y un sistema de votación Manual;
c.       Un sistema electoral nominal proporcional de listas abiertas, con representación institucional de la sociedad civil, partidos políticos y otros grupos de electores;
d.      Un sistema de consultas populares vinculantes para asuntos de especial trascendencia nacional, regional y municipal;
e.       Periodo máximo de un año de duración de la Asamblea Constituyente Originaria y para la consulta popular para aprobar la nueva constitución.

Se debe convocar al Pueblo Soberano agotando todas las vías constitucionales posibles (Artículos 2, 3,  5, 7, 19, 70, 71, 333, 347, 348 y 350). Por las razones constitucionales y políticas antes señaladas, y como consecuencia del fraude electoral evidente y continuado perpetrado por el gobierno a la población en los procesos electorales celebrados en el 2017,  el país se encuentra sumido en el desconcierto y la desesperanza. Corresponde entonces a la Asamblea Nacional, quien ejerce indirecta y transitoriamente la soberanía que reside en el pueblo, de quien depende y se debe su vigencia, acudir al Pueblo Soberano para  Consultarle y recibir de él su Voluntad y Mandato para que decida el destino de la Nación.

¡Consultemos al Pueblo Soberano quien tendrá al final la última palabra!

 “En una palabra, mi querido general, yo no conozco más partido de salud, que el de devolver al pueblo su soberanía primitiva para que rehaga su pacto social. Vd. dirá que esto no es legítimo: y yo, a la verdad, no entiendo qué delito se comete en ocurrir a la fuente de las leyes para que remedie un mal que es del pueblo y que sólo el pueblo conoce. Digo francamente que si esto no es legítimo, será necesario a lo menos, y, por lo mismo, superior a toda ley: pero más que todo es eminentemente popular, y, por lo mismo, muy propio de una república eminentemente democrática.”

Simón Bolívar
Carta dirigida a Santander,  Octubre de 1826


Por la Alianza Nacional Constituyente (ANCO),

Muy Atentamente,

Enrique Colmenares Finol
Coordinador Nacional


No hay comentarios:

Publicar un comentario