Quienes somos


Alianza Nacional Constituyente

      La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley…
Artículo 5. Constitución

El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar al Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.
Artículo 347. Constitución



La Alianza Nacional Constituyente (ANC) es una red nacional de organizaciones de la sociedad civil y líderes ciudadanos independientes,  que actuando organizadamente, como depositarios del poder constituyente originario, nos transformamos buscando una Venezuela mejor  donde impere la Dignidad, la Justicia y la libertad. 

Los ciudadanos somos los dueños del destino de  Venezuela, que  por encima de ideologías   que nos parten y  nos dividen, determinamos entre todos  transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y concretar un nuevo Proyecto de País, para ponerlo al servicio de toda la población. 

Principios Claves:

 1. Participación ciudadana.  Se está originando una solución que nos beneficia y afecta a todos y nadie puede ser  extraño a  este problema, porque todos  somos responsables; solo por  el poder constituyente originario constitucionalmente activado pueden transformarse radicalmente  las estructuras del país. 

 2. Actuar localmente, pensar nacionalmente. Las Organizaciones de la sociedad civil y los líderes ciudadanos congregados en forma voluntaria en la Alianza Nacional Constituyente, tenemos primariamente un enfoque, en esencia sobre la gobernanza  a nivel municipal y también nos unimos en forma organizada  cuando la causa ciudadana nacional  nos incumbe  a todos.

3. Difundir y discutir un nuevo Proyecto de País en función de los Ejes Constituyentes de Desarrollo y objetivos constituyentes. Venezuela requiere cambios radicales,  nunca en su historia, como hoy, estos son tan urgentes e inaplazables.  

4. Ser un marco dialectico permanente, sobre los diferentes problemas de la sociedad, tanto en el nivel local, como a nivel nacional e internacional; ejercer también al unísono,  un permanente ejercicio didáctico,  con  una comunidad ávida  de aprendizaje y apoyo: Compartir experiencias, herramientas ciudadanas, enriquecernos unos a otros para generar sinergias y la fuerza de la unión.

5. Generar la gobernanza digital y de medios: Reconocer en las redes sociales y los medios, el instrumento poderoso que nos permite activar el proceso constituyente  y   una moderna gobernanza dentro de un nuevo proyecto país;  estructurando y organizando un nuevo   rumbo ciudadano como brújula de acción.

6. La Alianza Nacional Constituyente, busca tener  adiestrados a formidables líderes ciudadanos en toda Venezuela, que actúen como gerentes, actuando a través de núcleos  ciudadanos en todo el país. No debemos crear y  esperar  incondicionales, queremos una conciencia crítica y demandante.  Todos somos ciudadanos activados. 

Qué lucha más útil que dejar a nuestros hijos una VENEZUELA  LIBRE  y DIGNA donde sean verdaderamente felices.

 EN ESA VENEZUELA NUEVA, manda el ciudadano, no el militante incondicional.

¡Con la Constituyente Cambiamos TODO!


4 comentarios:

  1. Saludo y comparto esta iniciativa, Venezuela debe ser rescatada

    ResponderEliminar
  2. Mis mas gratos saludos y ademas respetos a todos aquellos intelectuales venezolanos que han participado en esta maravillosa iniciativa de reforma del Estado Venezolano. Quisiera agregarles alguna sugerencia en cuanto respecta al punto previo que hago la cita "Los ciudadanos somos los dueños del destino de Venezuela, que por encima de ideologías que nos parten y nos dividen, determinamos entre todos transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y concretar un nuevo Proyecto de País, para ponerlo al servicio de toda la población" Creo que es importante aclarar la ideología con que se pretende transformar la nación, pues de nada valdría tener las ganas de cambiar pero sin sustento ideologico alguno. Me atrevo a citar al recordado apasionado y nacionalista Reeny Ottollina cuando decía "Venezuela nació para ser líder y decir cual es la senda, no para seguir otras" pues la experiencia que nos ha dejado el paso del socialismo, "Social-democratas" y todos los derivados del comunismo en nuestra patria, nos ha enseñado que el mejor modelo es aquel que persigue el bien nacional, que separa el partidismo del nacionalismo, enalteciendo este último. Por esto insto con la mayor humildad a que se desarrolle un ideal nacionalista que se incruste en esta propuesta reformadora. Gracias por su atención. Dios los bendiga y les permita seguir con fuerza, fe y Razón!

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo con una Asamblea Nacional Constituyente que reintitucionalice al país y le devuelva al pueblo los derechos conculcados por el castro-chavismo-madurismo-militarismo para que definitivamente se incorpore al siglo XXI y ponga fin a la hambruna y carencia de medicinas inducidas para esclavizar a la colectividad. Que regrese el bicameralismo parlamentario, porque Venezuela es federalista, vuelva a establecerse los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, obligue a los militares a dedicarse a la defensa de la soberanía territorial y eleve el nivel de vida de los venezolanos a estándares internacionales.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo en aprovechar la oportunidad decretada por el Presidente Maduro de llamar a una Asamblea nacional Constituyente para buscar puntos de encuentro de nuestro sociedad, que nos permita desarrollar una nueva estructura del Estado y que permita al ciudadano común ser participe de las decisiones importantes de nuestro país Venezuela.

    En este sentido, buscar consolidar un instrumento Jurídico que garantice una verdadera libertad ciudadana de participación en los procesos Sociales, Económicos, Políticos y Culturales; así como, garantizar la confianza, reconocimiento y voluntad de las instituciones en el cumplimiento de sus funciones al servicio de todas las personas sin distinción de simpatías políticas que dañan el espíritu propósito y razón para lo que fueron creadas.

    Consideremos está oportunidad política como la más importante, que hemos tenido en los últimos años para ponernos al servicio de nuestro país, con disposición de hacer el bien común, desarrollando nuestros talentos personales para hacer feliz a nuestro pueblo venezolano que tanto está sufriendo en estos momentos por estar sometido a un sistema que requiere ser cambiado por otro progresista de mayor eficacia.

    Dios y la Virgen con Venezuela...

    ResponderEliminar