domingo, 23 de julio de 2017

Carta Pública a Nicolás Maduro Moros

Caracas, 24 de julio de 2017.
Ciudadano:
NICOLAS MADURO MOROS.
Palacio de Miraflores.
Su Despacho.-

La Alianza Nacional Constituyente (ANC), es una red de organizaciones de la Sociedad Civil y de diversas organizaciones sociales, políticas, gremiales, laborales, estudiantiles, académicas, religiosas, empresariales que, por iniciativa propia, deciden promover de manera Cívica, Pacífica, Democrática y Constitucional, la discusión y concertación impostergable de un Nuevo Proyecto de País,   para  reinstitucionalizar a Venezuela, todo con el propósito de alcanzar el  bienestar social de nuestros ciudadanos.

En la búsqueda de este propósito, como ciudadanos venezolanos, consideramos nuestro deber impostergable dirigirnos a Usted, en momentos de la delicada crisis en la que se encuentran las instituciones y la vigencia del estado de derecho en Venezuela. En estas horas, hemos alcanzado un saldo que resulta por demás elocuente sobre la situación que vive la República: una Asamblea Nacional declarada en desacato por el Poder Judicial; un Presidente declarado en abandono del cargo por la Asamblea Nacional; una constituyente en curso sin convocatoria popular; una masiva consulta popular celebrada sin autoridad electoral; una Fiscalía General soportando sus actuaciones en el artículo 333 constitucional; un Tribunal Supremo sustituido en su totalidad por la Asamblea Nacional; más de cien muertes en protestas; odio; desesperanza; desesperación.  

Estos hechos urgen convocar a todos los venezolanos a agotar nuestro mayor esfuerzo por el restablecimiento de la unidad nacional, la dignidad, la justicia, la paz social y política,   por lo que consideramos en extremo urgente adelantar un auténtico proceso de Reencuentro, Reconocimiento y Reconciliación Nacional en justicia, que nos permita, mediante un nuevo Pacto Social y Político, la transformación del Estado y la reconstrucción nacional, para hacer posible alcanzar la deseada estabilidad social y política de los venezolanos,  superar el enfrentamiento el cual, amenaza con degenerar en una indeseable y trágica confrontación violenta.

Usted ha convocado un proceso constituyente, en donde la interpretación de la norma constitucional que lo faculta no ha sido debidamente aplicada, al tratarse de una materia de la mayor trascendencia nacional, pues, se trata de la más importante y fundamental herramienta de que disponen los ciudadanos de un país para concertar y proyectar su vida pública y republicana, como lo es su Texto Fundamental. ¿Y qué mejor que sea el pueblo soberano, en quien reside intransferiblemente la soberanía popular, quien por su propia naturaleza, fuente de las leyes y depositario del poder originario constituyente, quien por iniciativa popular lo convoque? Que sea ese mismo pueblo, suficientemente consultado, debida y proporcionalmente representado, quien se dé la solución que más convenga a sus problemas y al destino de la patria.

Usted tiene la altísima responsabilidad -ante los venezolanos y el mundo- de evitar que la agudización de la confrontación y la crisis tengan un desenlace sangriento. Esta razón resulta más que suficiente para expresarle la conveniencia de buscar puntos de encuentro con lo diverso de nuestra sociedad, no con facciones que repiten obstinadamente “el desconocimiento del otro” que tanto daño nos ha hecho,  y que tienen como estandarte la práctica del sometimiento que es necesario erradicar para avanzar en la ruta del desarrollo del país.

En este propósito, la Alianza Nacional Constituyente ha venido -con estricto apego al Texto Constitucional vigente-, promoviendo la realización de una Constituyente de Carácter Originaria, convocada por iniciativa popular. Estamos en un momento Constituyente, y hemos puesto a consideración del país el texto Proyecto País Venezuela Reconciliada vía Constituyente, que recoge una propuesta para una nueva y moderna Venezuela; igualmente, elaboró el documento titulado:  Bases Constituyentes, Propuesta de los Ciudadanos para la Reconciliación y el Cambio, que recoge, aparte de los fundamentos que soportan la convocatoria constituyente, las Bases Comiciales que garantizan la representación proporcional de toda la sociedad venezolana, en sus diferentes formas de expresión; y,  más recientemente, propusimos a la Asamblea Nacional la celebración de la Consulta Popular que se efectuo el día 16 de julio, iniciativa que también hicimos conocer mediante comunicaciones del mismo tenor ante la Fiscalía General de la Republica.

Por lo tanto, sin distingo de condición política alguna, tenemos la obligación de realizar todos los esfuerzos posibles para el logro de la reconciliación nacional, evitando que el país caiga en una etapa de destrucción, pues además, si ello se diera, al final, inevitablemente, también se desembocaría en el mismo pacto o acuerdo, pero, ya para entonces, no para prevenir un enfrentamiento fratricida, sino como una forma de armisticio para ponerle fin al conflicto mismo, después de una dolorosa tragedia humana, imposible de cuantificar.

Siempre hemos privilegiado el que seamos los venezolanos quienes solventemos nuestros problemas y diferencias, sin la injerencia foránea, venga de donde venga, razón por la que, en este momento de dificultad, debemos abogar para que así sea; pero tampoco debemos desconocer  la realidad actual globalizada pues no estamos aislados, y el mundo de hoy dispone de instituciones multilaterales, hemisféricas y regionales que no permanecen ajenas a lo que acontece en cualquier lugar del mundo, instituciones a muchas de las cuales nuestro país está adscrito. Instituciones que atendiendo a su misión, en su momento, han acudido en auxilio de sociedades ante graves y dolorosas convulsiones vividas.

Ahora bien, no hay lugar para las dudas en relación a que el pueblo soberano venezolano está ávido de protagonizar, participar y expresar su opinión en estas difíciles horas que vive la República, por lo que resulta en extremo conveniente suspender y posponer el llamado constituyente por usted realizado para el venidero 30 de julio, y convocar, con la urgencia debida, a la Sociedad Civil Venezolana, representada en las organizaciones políticas, iglesias, academias, universidades, gremios, productores, empresarios, estudiantes, sindicatos, obreros, campesinos, retomando y replanteando, de una manera pacífica y democrática, un proceso constituyente originario

En este sentido, la Alianza Nacional Constituyente le propone, ante la iniciativa constituyente por Usted tomada, que sea el Pueblo Soberano, depositario del Poder Originario, fuente natural de la soberanía y las leyes,  que  intransferiblemente reside en él,  quien decida lo que por derecho le es propio y le corresponde hacer: darse la solución que más convenga a Venezuela, mediante la convocatoria por Iniciativa Popular a una Asamblea Nacional Constituyente de carácter Originaria, para transformar al Estado darnos un nuevo ordenamiento jurídico, y acordar un nuevo Pacto Social que nos permita superar la polarización, la confrontación y priorice la reconciliación en justicia. Convocado por el pueblo, con el pueblo y para el pueblo, realizada dentro del marco de un nuevo Proyecto País, proyecto perfectible que la Alianza Nacional Constituyente ha puesto a la consideración  de los más diversos sectores de la vida nacional,  que se traduzca, no en una Constitución más, como casi todas las que hemos tenido, sino en una nueva Constitución en la que todos nos sintamos interpretados, que traiga al presente el futuro y el sentir del país a que  aspiramos. Este, a nuestro juicio, sería el paso real y fundamental para el regreso de la paz y la concertación entre todos los factores de la nación.

Por la Alianza Nacional Constituyente:             Por el Consejo Superior Constituyente: 

Ing. Enrique Colmenares Finol                               Dr. Egildo Lujan
Coordinador Nacional (ANC)                                 (IPP)

Dra. Blanca Rosa Mármol de León                        Ing. Eleazar Lujan
(ANC)                                                                     (IPP)

Arq. Luis Granados                                                 Dr. Pedro Urrutia
(ANC)                                                                      (COPEI)

Cnel. (r) Luis Alfonso Dávila García                      Sr. Humberto Padilla
(ANC)                                                                      (NUVIPA)

Ing. Hinderburgo Becerra                                        Lic. Omar Avila
(ANC)                                                                      (U.V.VZLA)

Arq. Lourdes Colmenares                                        Lic. Iván López
(ANC)                                                                      (U.V.VZLA)

Dr. Vladimir León                                                    Pedro Hidalgo
(ANC)                                                                       (DLP)

Lic. Luis Manuel Aguana                                         
(ANC)                              

Lic. Víctor José López
(ANC)                 

Ing. Eustacio Aguilera
(ANC)

Dr. Paul Escovar
(ANC)

Lic. Gonzalo Montañez
(ANC)                      

Ing. José Bravo
(ANC)

Lic. Sergio Matamoros Pulido                                 
(ANC)                                                                       

viernes, 7 de julio de 2017

Carta de la ANC a la Asamblea Nacional - 5 de Julio 2017




Caracas, 5 de Julio de 2017

Ciudadano
Dr. Julio Borges
Presidente y demás Diputados que integran la
Junta Directiva de la Asamblea Nacional
Su Despacho.

Asunto: Activación del Artículo 71 Constitucional

Honorable Diputado:

La Alianza Nacional Constituyente desea manifestarle su complacencia por la importante acogida que Usted tuviera, en nombre de la Asamblea Nacional, a nuestro planteamiento manifestado en nuestra comunicación formal recibida en su Despacho en fecha 25 de Mayo de 2017, referido  a la aplicación del Artículo 71 de la Constitución, y traducido por las organizaciones de la  sociedad civil en el gran acto del Centro Cultural Chacao de fecha 3 de julio con la firma del documento “Gran Acuerdo Nacional: ¡Que sea el pueblo el que decida!” y del cual usted fue vocero. Creemos que este paso fundamental realizado por los ciudadanos, le da pleno respaldo a la gestión de los Diputados de la Asamblea Nacional que Usted preside para iniciar los pasos indispensables para la recuperación de la institucionalidad secuestrada por el régimen de Nicolás Maduro.

Asimismo, esta manifestación de voluntad a que el pueblo sea consultado la expresó la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz, en declaraciones realizadas el día 19 de junio de 2017 dirigiéndose a los empleados del Ministerio Público, en el sentido a que el pueblo venezolano “tiene el derecho a ser consultado, y sobre todo en temas de trascendencia para el país”, ante nuestra rogatoria expresada a ella en documento formal recibido en la Fiscalía el mismo día 25 de Mayo de 2017, bajo el No. 001535.

Lamentablemente el tiempo juega en contra de esta iniciativa, razón por la cual es necesario que la Asamblea Nacional actúe con la máxima celeridad requerida ante la gravedad de los acontecimientos que suponen que sea realizada la convocatoria del fraude constitucional que el gobierno desea imponerles a los venezolanos en fecha 30 de julio.

Es por esa razón que responsablemente la Alianza Nacional Constituyente exhorta a esa honorable Asamblea Nacional a que se disponga a realizar de manera inmediata el conjunto de actividades mínimas necesarias que lleven al éxito de esta convocatoria a Referendo Consultivo, habida cuenta que este se realizará al margen del Poder Constituido Electoral CNE, al habernos declarado en la desobediencia civil establecida en el Artículo 350 de la Constitución:

a)      Activar de inmediato el Artículo 71 constitucional, con el voto de la mayoría de los integrantes de la Asamblea Nacional, a los fines de la realización de un Referendo Consultivo para la fecha 16 de julio de 2017;
b)      Designar una Comisión que nombre inmediatamente un Tribunal Electoral ad hoc que lleve a cabo la consulta al país en los términos establecidos en el documento “Gran Acuerdo Nacional: ¡Que sea el pueblo el que decida!”, entregado a la Asamblea Nacional el día 3 de julio de 2017;
c)      Establecer un mecanismo simple y sencillo de escrutinio manual que implique que la  consulta sea evacuada en horas en cada Estado del país, con un resultado para el mismo día 16 de julio de 2017;
d)     Comenzar de manera inmediata una campaña de difusión de la normativa que acuerde el Tribunal Electoral designado, con la finalidad de lograr una asistencia masiva de la población de manera cívica y pacífica, en todas las parroquias y municipios de Venezuela; así como de los venezolanos residentes en el exterior. Es de recordar la importancia trascendental de la participación de los venezolanos que han sido objeto de persecuciones y exilio en este Referendo, por lo que el Tribunal Electoral debe garantizar su presencia alrededor del mundo;
e)      Solicitar la mayor colaboración de la sociedad civil para la organización de la consulta, así como de todas las Iglesias, en especial de la Iglesia Católica venezolana a través de la Conferencia Episcopal Venezolana, para que presten sus sedes para la realización de ese Referendo Consultivo;
f)       Solicitar nacional e internacionalmente y de manera inmediata las veedurías correspondientes de organismos internacionales para el día 16 de julio de 2017, a los fines de que estos puedan efectivamente estar presentes ese día durante este gran acto cívico de la población;
g)       Solicitar inmediatamente la presencia de los Ex Presidentes amigos y de las organizaciones hemisféricas, OEA, ONU, MERCOSUR, etc., así como la presencia oficial de representantes de El Vaticano, que siempre han estado interesados y han apoyado la solución pacífica de la crisis venezolana.

Demás está expresarle nuestra disposición a colaborar en cualquier actividad que nos sea establecida por las personas que sean designadas para esta misión trascendental, dadas la importancia y urgencia que este proceso tiene para la vida institucional de la República.

Con los mayores sentimientos de consideración y estima, queda de Usted,

Muy Atentamente,
Por la Alianza Nacional Constituyente
  
Enrique Colmenares Finol​